Memoria Histórica Uncategorized

Hilda Gautreaux: inolvidable guerrera revolucionaria

Foto: Hilda Gautreaux en la Guerra de Patria de abril de 1965, junto a Manuel Ramón Montes Arache, comandante de «Los Hombres Ranas», de la Armada Dominicana, y Jefe de las Fuerzas Armadas durante el Gobierno Constitucional que presidió el Coronel Caamaño.

Cómo no recordar con orgullo y honor a Hilda Gautreaux, una mujer que lo dio todo por la liberación de la patria dominicana y los pueblos del mundo; en particular por la liberación y solidaridad con el hermano pueblo haitiano.

Cómo era posible, que una mujer frágil, cual mariposa, poseyera un espíritu tan fuerte y elevado, como el que demostró en la práctica profesional y política.

Hilda tuvo una participación activa en las manifestaciones que se desarrollaron tras la caída de la dictadura de Trujillo, en demanda de la salida de los trujillistas remanentes; como estudiante, en la lucha por la autonomía de la hoy Universidad Autónoma de Santo domingo (UASD), en las protestas contra el gobierno del Triunvirato, instaurado tras el golpe de Estado al presidente Juan Bosch y en la lucha por la vuelta a la Constitución del 1963, que condujo a la Guerra de Abril de 1965.

En la Guerra Patria de Abril, además de combatiente, Hilda se dedicó también a curar los heridos en la guerra. Posterior a la Revolución del 1965, localizaba y defendía en estrado a presos políticos, víctimas de la prepresión del régimen de Balaguer que impuso el imperialismo yankis con su ejército interventor. Asimismo, su asesoría legal estuvo a la orden de los sindicalistas y reclamó con vehemencia los derechos de la mujer marginada..

Hilda a 52 años de su partida física no ha sido olvidada, ni lo será por un segundo. Sus camaradas de partido y de todos los revolucionarios que le conocieron y trataron y tratan continuamente de emularla, y, siguen, en el presente, emulando su regia conducta.

Se portó con gran valentía ante el enemigo del pueblo. Cuando estuvo prisionera no se rindió en ningún momento, a pesar de haber sido sometida a una torturante solitaria.

Víctima de la represión sin límites del régimen de Balaguer, Hilda fue encarcelada, y tras permanecer trece días en solitaria, pidió le trajeran su toga y su birrete, asumió su propia defensa y logró su descargo..

Como abogada, Hilda defendió a muchos hermanos haitianos exiliados. Se unió política y también militarmente durante la contienda del 1965, al gran poeta haitiano Jacque Viaux, de quién recibiría influencias para el cultivo de la poesía.

Hilda Gautreaux fue asesora legal del sindicato de la empresa «Coca-Cola», del Sindicato de Portuarios y Arrimo (POASI), deL  Frente Obrero Unido Pro Sindicatos Autónomos – Central Sindical de Trabajadores Dominicanos (FOUPSA – CESITRADO).

Hoy la juventud dominicana, necesita conocer la historia y gallardía de nuestra Hilda.

Con la educación y orientación revolucionarias, en particular de las jóvenes mujeres, se logrará avanzar hacia el futuro progresista, revolucionario y popular en nuestra maltratada patria.

Se registra en su línea de valentía, el rescate y traslado a lomo de un mulo del gran revolucionario Orlando Mazara, quién había sido asesinado por las fuerzas represivas del balaguerato en las lomas de San José de Ocoa en 1967.

Hilda Gautreaux traslada por las montañas el cadáver de Orlando Mazara, asesinado por la dictadura de Balaguer.

Su enfermedad nunca la dejó amilanar. Termina su existencia física un 15 de junio de 1968. Se eterniza en la historia, y en enero del 1969 se le da el nombre de Hilda Gautreaux a la asamblea de cuadros de nuestro partido, de dónde nace la «Táctica Política H.G.», línea política ésta, histórica en cuanto a táctica desarrollada en el proceso histórico y revolucionario dominicano, porque ha sido la que más acercó a la izquierda al poder político en el país.

En su memoria, existen varias calles en Santo Domingo con su nombre, la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) lleva el nombre de Hilda Gautreaux., pero la mejor forma de recordar y honrar a Hilda es mantener en alto su bandera de lucha y asumir con tesón y entereza la lucha por una nueva república y un Estado para el pueblo.

Hilda, no ha muerto, sólo ha volado como mariposa en permanente regreso!

Hilda está prendida en el corazón de tod@s los revolucionarios y revolucionarias dominican@s!

Junio: Mes de Hilda Gautreaux y Baldemiro Castro!

El Partido de Pablo Martínez, Maximiliano Gómez (El Moreno) y Jorge Puello (El Men) presente!

Comité Político del Comité Central.

Santo Domingo, R.D., 15 de junio del 2020.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like