Actualidad Nacional

LA HORA DE ACCIÓN: Si el pueblo dominicano no lucha, situación seguirá empeorando

Cese la politiquería, el chantaje, la humillación y la burla hacia el pueblo.

Llamado a las organizaciones y personas revolucionarias, democráticas y progresistas.

La pandemia del Covid-19 tiene al Mundo en vilo.

Numerosas hipótesis vienen y van acerca de si se trata o no de bioterrorismo. Que si esta nueva cepa del Coronavirus fue creada en laboratorio o es una mutación originada en animales. Que si fueron los chinos o los gringos quienes lo liberaron. Y un largo etcétera. Tan largo como la extensa lista de consejos y de protocolos. Tan larga como la lista de «medicamentos» que inundan las redes sociales y revientan los teléfonos.

De igual manera, abundan los «análisis» y las hipótesis de muchos sabios acerca del futuro del Mundo en lo político, económico y social.

Nosotros consideramos que ahora debemos caminar sobre la realidad concreta del presente. Luego habrá tiempo para los buenos análisis, las predicciones, las conjeturas y hasta para ladrarle a la luna y «demostrar la cuadratura del círculo».

Ahora, creemos debemos ir a lo que tenemos que hacer ahora. Como hemos dicho, en política, y en todo, las acciones hay que ejecutarlas en el justo momento. Ni ayer, ni mañana. Hoy.

La situación que vive República Dominicana es tétrica. Penosa. Y sin esperanza a la vista. Miremos lo que ocurre en San Francisco de Macorís o la provincia Duarte. Es algo que llena de incertidumbre. Que arranca las más hondas lágrimas. Que ablanda los corazones más duros.

Y es que el sistema de salud colapsó estrepitosamente.

La curva no es una curva. Es un línea recta que se mantiene disparada hacia una alta cumbre. Aumentan a diario y vertiginosamente los casos positivos y los muertos. Y el gobierno no está en capacidad de hacer nada, que no sea politiquería.

La situación económica se agrava cada día para los pobres, principalmente para quienes trabajan en el día para comer en la noche. Y su situación no se resuelve con medidas represivas.

Es necesario tomar medidas concretas, terrenales.

La tarea de los revolucionarios es defender, orientar y luchar junto al pueblo, en cualquier escenario, circunstancia y lugar.

Hemos hecho miles de llamados «pa´la calle». Pero los revolucionarios estamos compelidos a luchar en cualquier escenario.

Y el pueblo dominicano es prolífico creando formas y métodos de lucha.

Ahora podemos lanzar nuestra lucha: «De la casa a la la calle».

Llegará un momento, quizás no muy tarde, en que el pueblo se vuelque a las calles, prefiriendo morir de un tiro a morir del Covid-19 o del hambre.

Exijamos:

1. Destitución del Ministro de Salud, por inepto y desalmado.

2. Pruebas rápidas y gratuitas para la población.

3. Cese de la politiquería, el chantaje, la humillación y la burla hacia el pueblo por parte del gobierno, que anda repartiendo funditas de tonterías, acción que sólo puede servir para propagar el contagio del virus

4. Mejores condiciones económicas y equipos de bioseguridad para todo el personal sanitario. El número de médicos y enfermeras contagiados ya es muy alto.

5. Acciones efectivas para proteger y aislar las provincias donde no se han registrado enfermos, que son muy pocas, como las fronterizas, San José de Ocoa y El Seibo. En esas demarcaciones deben establecerse acciones de «cortafuego» para detener el contagio.

6. Cambio radical en las ejecutorias en San Francisco de Macorís. Es necesario establecer un trato humano, así como ejecutar medidas para detener la expansión del virus.

7. Establecimiento de laboratorios regionales para hacer las pruebas rápidas.

8. Establecimiento de verdaderos centros de aislamiento, no temibles almacenes, que más bien son mataderos o morgues, como el establecido en el distrito «Antonio Guzmán» de San Francisco de Macorís.

9. Que el gobierno admita que fracasó, que no dispone de personal para contener la desbordada enfermedad, y que solicite ayuda a Cuba y a China. Que supere el miedo al imperialismo yanqui, porque el pueblo no va a resignarse a morir con los brazos cruzados.

10. Abastecimiento de medicamentos contra el virus, como los que han usado con cierto éxito en otros países, tal la Hydroxychloroquina (no Chloroquina, que la pidieron y tuvieron que devolverla) y el antibiótico Azitromicina.

11. Tomar medidas efectivas de protección al pueblo contra la especulación y el agiotismo de los desalmados comerciantes que se aprovechan de la situación.

12. Amplios operativos de higienización pública.

13. Que el gobierno tome medidas contra el gran capital nacional y extranjero, a fin de que los únicos sacrificados no sean los trabajadores y los sectores más desposeídos.

Pero nada de eso se conseguirá sin lucha. Si nos quedamos elucubrando y teorizando seguirá empeorándose la situación.

Llamemos a la lucha «De la casa a la calle». Proponemos acciones que vayan de lo pequeño a lo grande, pero de manera sostenida, y que además puedan ir generando nuevas formas y métodos de lucha, así como la expansión a diversos escenarios.

1.- Cacerolazos, sonsonetes, gritos, campanazos, toque de redoblantes…desde las puertas de las casas, desde los balcones. Lo de San Francisco, anoche, fue exitoso. Algunas personas propusieron que se hiciera todos los días.

2.- Bocinazos simultáneos a determinada hora.

3.- Manifestar el duelo y el luto por tantos hermanos muertos, sacando paños negros y colocándolos en las casas determinado día, en forma simultánea.

4.- Envío masivo de mensajes con una consigna sobre el tema, simultáneamente.

5.. Otras muchas iniciativas que de seguro surgirán.

Llamamos a las organizaciones y personas revolucionarias, democráticas y progresistas a discutir estas y cualesquiera iniciativas que surjan al respecto.

El partido de Pablo Martínez, Maximiliano Gómez (El Moreno) y Jorge Puello (El Men) presente.

Comité Político del Comité Central

Santo Domingo, República Dominicana,
31 de marzo, 2020.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like