Actualidad Nacional

LA PEOR BASURA NO ESTÁ EN VERTEDERO DE DUQUESA. ESTÁ EN EL PALACIO, EN MINISTERIOS Y AYUNTAMIENTOS

Mayo: mes de El Moreno y de las trabajadoras y trabajadores del Mundo.

La peor basura, la más peligrosa, contaminada y contaminante no está en Duquesa. Está en el Palacio de Gobierno, en los Ministerios del Ambiente y de Salud Pública, los Ayuntamientos del Gran Santo Domingo y la «Comisión» creada hace dos años dizque para resolver ese grave problema permanente y con recurrentes brotes de grandes proporciones.

Hace varios días que arde el gigantesco basurero localizado en Duquesa, otrora batey cañero y emplazamiento administrativo del Consejo Estatal del Azúcar (CEA), en lo que ahora es el municipio Santo Domingo Norte de la provincia Santo Domingo.

Grandes humaredas, cenizas, hollín, gases y holores nauseabundos y hasta mareantes se sienten en todo el Distrito Nacional, así como en cinco de los siete municipios y en cuatro distritos municipales de la provincia Santo Domingo.

Pero también en determinadas horas del día afecta a otras demarcaciones, como Haina y San Cristóbal.

Esta asfixiante situación les crea problemas respiratorios a muchas personas, lo que viene a sumarse como una maldición a la terrible pandemia del Covid-19.

Hace 30 años que esta extensa región, que concentra unos cuatro millones de habitantes, está sufriendo esta desgracia, que en determinados momentos tiene brotes terribles.

Acusaciones y contra-acusaciones van y vienen. Unos dicen o insinúan que la oposición al alcalde que acaba de juramentarse en Santo Domingo Norte incendió el vergonzante basurero.

Otros acusan a sectores politiqueros de otras cuadras. Es decir, le dan un matiz político o politiquero al crimen de Duquesa.

Pocos hablan de actores que pueden actuar por intereses económicos. Pero lo cierto es que hay muchos asuntos politiqueros y económicos envueltos en un depósito de residuos sólidos.

En este basurero hay una compleja trama de intereses económicos. Todos sabemos que esos terrenos pertenecen al CEA, y que una mafia que opera-todavía- en esa institución se buscó una buena suma de dinero para sus bolsillos y le entregó de manera servil esos terrenos (más de un kilómetro cuadrado, más de un millón de metros cuadrados) a una empresa o asociación de malhechores extranjeros, quienes se asociaron con mafiosos domimicanos y formaron la «empresa» Lajún para administrar el basurero.

En el 2018, bajo el mandato del transitorio Ministro del Ambiente Francisco Domínguez Brito, y de Domingo Contreras, de «Dominicana Limpia», se creó una «Comisión» que le quitó la «administración» del basurero a Lajún, que había provocado una terrible crisis que amenazaba con una epidemia grave en toda la región.

Esa «comisión» hizo que Lajún huyera. Pero Lajún ha demandado al Gobierno dominicano por 300 millones de dólares.

Esa litis cursa en tribunales. Pero es uno de los componentes de la crisis de Duquesa. Es uno de los actores que insiden en la crisis del gigantesco basurero.

Pero hay muchos otros intereses, como llevamos dicho. Incluso, se rumora que hay quienes afilan sus cuchillos, se frotan las manos y apuestan a que ese «vertedero» sea trasladado más al Norte donde unos turpenes detentan terrenos, que también fueron del CEA, y aspiran a venderlos por sumas atronómicas, como hizo Walther Musa, el saliente alcalde de Puerto Plata.

Y todavía quedan otros intereses tan hediondos y tan contagiosos como la basura de Duquesa.

La población de esta vasta región, afectada toda por esa otra pandemia, debe empoderarse y exigir solución inmediata a este cáncer de 30 años.

En términos de responsabilidad por el criminal incendio, que no puede ser fortuito, hay que hacer una profunda investigación para determinar los verdaderos culpables, materiales e intelectuales, si los hay.

Pero esa investigación no puede quedarse encubierta. Tiene que darse a conocer abierta y ampliamente. Además, los autores tienen que pagar por esa terrible agresión a los habitantes de una vasta región y del ambiente en general. No puede haber interés oculto que impida el castigo merecido.

Respecto a las medidas que se han tomado, no sólo son insuficientes, sino incapaces de apagar el incendio a corto plazo.

A ese basurero llegan a diario mas de 200 camiones con un promedio de cuatro mil toneladas de residuos sólidos, que incluyen elementos peligrosos, como desechos hospitalarios, plásticos duros y blandos, diferentes materiales inflamables de laboratorios, deseschos de equipos tecnológicos, etcétera.

Además, la materia orgánica descompuesta genera gas metano y otras sustancias químicas que pueden volverse peligrosas para los humanos, para otros seres vivos y para el ambiente en general.

El hecho de que allí haya una enorme acumulación de metano dice que no es con agua que se debe tratar de apagar esa basura. Se necesitan otras sustancias para extinguir el fuego. Los especialistas lo saben.

Ademàs, la estrategia no puede ser la que repetidas veces vemos aplicar en los fuegos forestales. Se necesita implementar acciones de «corta fuego», abriendo trochas para separar y aislar las áreas que arden.

Se necesita usar equipos como «gredar» o «buldózer, para abrir esas trochas. Se necesita remover los montones incendiados para poder aplicar directamenrmte las sustancias extintoras.

Los camiones tanqueros de los bomberos podrían usar sus mangueras a presión para rociar determinadas espumas.

Sin embargo, lo que está a la vista es un gran negocio dentro del lucrativo negocio. Los equipos contratados, como son las «comesolas» (retro-excavadoras») no son eficientes. No basta con remover montones de basura y hacer otros montones.

Se necesita de acciones eficaces. No es hora de hacer negocios con esa desgracia. No es hora de acusaciones y contra-acusaciones politiqueras sin ahondar para solucionar la crisis.

SOLUCIÓN INMEDIATA AL PROBLEMA DE DUQUESA.

QUE LOS RESPONSABLES PAGUEN EL CRIMEN.

SOLUCION TOTAL Y DEFINITIVA.

SI NO HAY SOLUCION, TENEMOS QUE BUSCARLA EN LAS CALLES.

El partido de Pablo Martínez, Maximiliano Gómez (El Moreno) y Jorge Puello (El Men) presente.

Comité Político del Comité Central

Santo Domingo, R.D., 02 de mayo del 2020.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like