Internacional

SI EL DIABLO EXISTE RESIDE EN LA CASA BLANCA DE WASHINGTON Y EN LA ALVORADA DE BRASIL

«Son dos  diablos, dos demonios», diría cualquier creyente.

Donald Trump y Jair Bolsonaro son dos desalmados  monstruos colocados en una escala zoológica muy baja.

Algunos han expresado, por ejemplo: «Bolsonaro es un perro». También son muchos los que repiten que: Trump es un burro». O que «Es una bestia».

Pero no. De ninguna manera se puede comparar a estos dos monstruos del mal con los burros y los perros, animales demasiado útiles, buenos y amigos de los humanos.

No ofendamos de esa manera a los burros y a los perros. Ni a ningún otro animal. Ni siquiera a las ratas, las cucarachas u otras sabandijas.

Donald Trump, el único ser humano que no cree en el Cambio Climático, ha estado haciendo burlas desde que apareció el Covid-19.

Este perverso criminal internacional se refería al «Corona chino», mientras la pandemia entraba y comenzaba a atacar al desprotegido y laborioso pueblo estadounidense.

Este imbécil (quizás se le podría llamar así) no tomó a tiempo las medidas pertinentes de acuerdo a los protocolos internacionales correspondientes.

Ahora el pueblo, sobre todo los más humildes, los más pobres y desamparados, sufren consecuencias terribles.

Estados Unidos ya es el centro de lo que ahora pudiéramos llamar «Corona Trump». Ahora no es «Corona chino».

En USA hay unos 86 mil contagiados con la pandemia. Hay miles de muertos. Wall Street en el suelo. Una nación bajo pánico e incertidumbre.

Sin embargo, el genocida presidente anda en campaña reeleccionista. Ese chacal guerrerista amenaza con levantar la tardía cuarentena. Dice que hay que volver a las fábricas y a la producción normal.

El monstruo de la Casa Blanca parece creer que la sociedad estadounidense está blindada, al  menos la sociedad que él considera dueña de ese gran país.

El perverso de la Casa Blanca pone el factor económico por encima de la vida de toda una nación.

Y con esto más. En el marco de una situación mundial tan grave, ese monstruo anda haciendo travesuras y bellaquerías por el Mundo.  Sacó de Estados Unidos unos 30 mil marines y los mandó a países afectados ampliamente por el Covid-19. Están esos militares inmunizados?

Y es también en medio de esta crisis sanitaria mundial, que Trump arremete contra la gloriosa Revolución Bolivariana, el Presidente Maduro y altos funcionarios del gobierno de la Patria de Bolívar y Chávez.

El otro «demonio» es el ultra-reaccionario Jair Bolsonaro, inquilino de la  Alvorada de Planalto-Brasil.

Este títere representante de Trump en Brasil, y de la misma catadura de Iván Duque, minimiza los efectos del Covid-19.

Dice que de seguro los contagiados en ese país en varias semanas o meses deben ser mucho más que los registrados oficialmente, pero que no pasa nada, pues «Los brasileños pueden sumergirse en una alcantarilla y no les pasa nada», pues según él están inmunizados. Dice que ya «crearon anticuerpos de resistencia» al Covid-19.

Mientras ese genocida dice eso, en el país que desgobierna se reporta más de 3 mil casos positivos comprobados y unos 80 fallecidos.

Sin embargo, el monstruo presidente coloca el asunto económico por encima de la vida de un pueblo. Dice que «la cuarentena sólo debe ser vertical, en caso de las familias donde haya riesgo de contagio».

Dice el lacayo Bolsonaro que se necesita producir, y que: «Sin dinero no hay producción».

Dos demonios en América.

Habrá un Diablo más peligroso que estos dos?

Habrá «infierno» más terrible y con un fogón más caliente que el de estos dos genocidas?

El imperio yanqui y sus lacayos locales deben ser los blancos de nuestros pueblos oprimidos de Latinoamérica y el Mundo.

Luchemos  unidos con firmeza y sin tregua contra estos verdaderos demonios terrenales.

VIVA LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA.

VIVA CUBA SOCIALISTA Y SUPER SOLIDARIA.

VIVAN LOS PUEBLOS DEL MUNDO.

Comité Político del Comité Central.

Santo Domingo, Rep. Dominicana, 27 de marzo, 2020.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like